Ventajas de los acumuladores de calor y dónde comprarlos

Ventajas de los acumuladores de calor y dónde comprarlos

El acumulador de calor es una alternativa eléctrica a los sistemas de calefacción domésticos de toda la vida. Su finalidad principal es lograr que las estancias siempre tengan una temperatura agradable y prioritariamente estable, a la vez que ahorran mucha energía en comparación con un sistema de calefacción convencional.

Económicos, con mucha variedad de marcas y modelos y actualmente muy discretos y compactos. Así son los acumuladores de calor modernos que se pueden encontrar en las mejores tiendas online y físicas del sector de la climatización y productos eléctricos en general. Su funcionamiento, como su nombre, se basa en la acumulación de temperatura hasta un máximo de 800 grados centígrados -los modelos más potentes- para luego ser liberada paulatinamente durante el día, brindando en toda la estancia una temperatura agradable aunque el invierno sea el más crudo.

Son eficientes y eficaces, y sus ventajas radican sobre todo en su funcionamiento y en cómo se complementen con una tarifa de luz con discriminación horaria, siendo esto último innegociable para aprovechar todos sus beneficios.

Ventajas de los acumuladores de calor

  • Ahorro de luz: en comparación con un sistema de calefacción tradicional, un acumulador de calor puede ahorrar entre un 35% y 45% del importe de la factura por concepto de climatización. La razón no solo está en su forma de funcionamiento, que es muy eficiente y donde se pierde poca energía, sino también porque están diseñados para “cargarse” durante la noche y madrugada, cuando se utilizan las tarifas con discriminación horaria y la luz es más barata.
  • Instalación sencilla: no se necesitan reformas ni romper nada, sino que solo se conectan a la red eléctrica. El procedimiento, además de sencillo y seguro, es muy rápido.
  • Sin mantenimiento: no utiliza combustibles ni requiere recargas de ningún tipo. Adicional a eso, no emite gases ni deja residuos, por lo que no hay que limpiarlo ni mantenerlo, salvo escasas excepciones en las que se realice una limpieza en su estructura exterior, solamente con fines estéticos.
  • Temperatura siempre agradable: si algo se puede achacar a los sistemas de calefacción convencionales es que no son tan eficientes regulando la temperatura durante su funcionamiento continuo, por lo que existirán momento en los que el calor sea sofocante, salvo que se apague el sistema en cuestión. Los acumuladores de calor modernos, a menudo dinámicos, están pensados para autorregular su temperatura durante todo el día para garantizar un funcionamiento ininterrumpido las 24 horas y donde la temperatura se mantenga siempre estable y no se creen esos subidones que acaloran demasiado.

¿Dónde comprar estos aparatos?

Como en todo, hay lugares donde comprar acumuladores de calor sea más beneficioso. Gracias a internet, encontrar estas tiendas es más fácil y una de las mejores en la actualidad es https://materialelectricoyclimatizacion.com/, destacando no solo por contar con un catálogo variado en marcas y modelos -aunque siempre eligiendo a las mejores de su ramo en beneficio de sus compradores-, sino también contando con una variedad de gamas y precios para satisfacer todas las necesidades en cuanto a potencia, dimensiones físicas del espacio y presupuestos, al tiempo que complementan la experiencia con precios más bajos que la competencia y un servicio postventa muy completo, en el que la asesoría técnica y los consejos para su uso eficiente no faltarán por parte de esa tienda, que atiende tanto online como en sus locales físicos, ofreciendo siempre promociones y ofertas.

Los acumuladores de calor representan la tecnología más eficiente de calefacción y eso repercute tanto en el medio ambiente -podrían denominarse como el sistema más responsable con el medioambiente y, por ende, el más sostenible- como el más fácil de personalizar para un funcionamiento completamente autónomo, en combinación con energías renovables -gracias a que solo necesitan de una conexión eléctrica para funcionar-. En todo caso, se instalen sistemas renovables o no, el ahorro energético es posible, la contaminación es inexistente y los beneficios son evidentes, representando siempre una decisión ideal para la climatización de un hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: