Trekking, ¿por qué debes practicarlo?

Trekking, ¿por qué debes practicarlo?

Ejercitar desde casa, en un parque abierto o en el gimnasio otorga beneficios al cuerpo, pero la experiencia de caminar por campos abiertos añade bienestar mental. El trekking representa una forma sana y diferente de despejarse de la rutina para reencontrarse contigo mismo.

¿Qué es el trekking?

El trekking proviene de una denominación en inglés que hace referencia a las caminatas de varios días. El término de trek proviene de la hazaña que realizaron los Boers en dirección a Sudáfrica. Usualmente las caminatas se llevan a cabo en lugares con ausencia de estructuras urbanas y en distancias remotas. Para realizar trekking debes prepararte con una tienda y víveres, o puedes acudir a casas locales dispuestas precisamente para los aventureros.

Este tipo de actividad se ha convertido en la fórmula idónea para conectar con la naturaleza, promoviendo actitudes positivas y estimulando el espíritu de aventuras que llevas dentro. La duración del trekking dependerá de las condiciones físicas de quien lo realiza, pero lo recomendable es que si estás comenzando, practiques con largas caminatas para ir preparando el cuerpo.

Se puede realizar trekking individuales o en grupos, recomendables de 5 a 12 personas máximo, con toda la logística previa para adentrarse en senderos donde los vehículos no son bienvenidos. 

Beneficios de practicar trekking

Además de estimular los músculos del cuerpo, el trekking aporta diferentes beneficios a la salud física y mental. Así que, ¿por qué debes practicarlo? A continuación algunas razones a considerar:

Reduce los niveles de estrés

Caminar por 90 minutos en zonas alejadas del acelerado entorno urbano reduce las preocupaciones y permite modificar los hábitos de tu rutina. Los entornos del trekking son naturales y frescos, lo que brinda cierta tranquilidad a tu salud mental.

Trekking, ¿por qué debes practicarlo?

Tonifica los músculos

Igual de eficiente como las rutinas en el gym, el trekking o senderismo permite desarrollar musculatura y hacer el cuerpo más resistente. El hecho de recorrer bosques y zonas poco convenientes te obliga a ejercitar músculos que usualmente no activas en el día a día. Si buscas una forma gratuita y diferente de ejercitar el cuerpo, no dudes en incluir el trekking en tu lista de actividades.  

Estimula la memoria

Los ejercicios aeróbicos son beneficiosos para la memoria. Al mismo tiempo que quemas un aproximado de 400 calorías por hora de caminata, también ejercitas el cerebro. Además, al estar en un entorno lejano de las actividades cotidianas, tienes mayor capacidad de concentración, y la disminución de estrés y ansiedad causan efectos positivos en la actividad cognitiva.

Quema grasas del cuerpo

De la misma forma como desarrollas musculatura, el trekking es tu mejor compañero para quemar grasas, porque las emplea como combustible para sobrellevar las horas de caminata. No importa si llevas a cabo el senderismo intermitente o un reto físico más exigente, la actividad requiere de energía lenta pero constante. ¿Buscas bajar de peso a la vez que conectas con la naturaleza? Ya sabes que puedes probar con el trekking.

Reduce la hipertensión arterial

Con la actividad de caminar, el trekking está favoreciendo la salud cardiovascular, lo que le otorga la etiqueta de ejercicio aeróbico inmediatamente. Y es por esta razón que, el senderismo mantiene los niveles de la presión arterial en sus valores normales, reduciendo las probabilidades de que se dispare abruptamente. Si eres alguien que padece de hipertensión arterial, lo recomendable es que practiques trekking.

Disfrutar de la naturaleza

Al realizarse en entornos naturales permite gozar de la belleza de montañas, senderos y bosques, paisajes que a veces quedan de segundo plano por el ajetreo de la cotidianidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: