Tips para unas uñas más largas y fuertes

Tips para unas uñas más largas y fuertes

Las uñas forman parte de la estética del cuerpo, especialmente de las mujeres, y también hablan de la higiene e imagen de la persona.

Así mismo, las uñas pueden ser reflejo del estado de salud, pues tenerlas débiles y quebradizas pueden ser signos de falta de vitaminas, proteínas, producto de una mala alimentación.

Las uñas largas y fuertes son la evidencia de buenos hábitos alimenticios, de tener una vida sana, prestar atención a los detalles de belleza y cumplir con rutinas que nos ayudan a mantenerlas saludables.

Conociendo nuestras uñas

Las uñas pueden indicarnos algunos aspectos de la salud de nuestro cuerpo. Si tenemos unas uñas lisas, ligeramente rosadas y fuertes, podemos confiar en que gozamos de buena salud, mientras que si las notamos amarillentas, frágiles, ásperas o con estrías, debemos prestar atención a si estamos ante la presencia de una enfermedad hepática, digestiva o de circulación.

Algunas características de las uñas

  • Las uñas opacas, frágiles y quebradizas pueden revelar déficit de proteínas, falta de hidratación y resequedad de la piel.
  • Unas uñas estriadas pueden indicar falta de hierro, fallas en la circulación y deshidratación.
  • Las uñas que están amarillas nos están diciendo que tenemos alguna enfermedad circulatoria o ser producto del exceso de tabaco.
  • Las que lucen sin brillo pueden tener resequedad y reflejar la falta de calcio en el organismo.
  • Las uñas gruesas, duras y opacas pueden tener una especie de hongo.
  • Si tenemos las cutículas resecas y separadas, podemos estar frente a un problema de deshidratación de la piel.
  • Cuando tenemos unas uñas con tonos de rojo a morado, puede ser indicativo de golpes o traumatismos que han concentrado la sangre en esa zona.
Tips para unas uñas más largas y fuertes

¿Cómo tener unas uñas largas y fuertes?

Existen muchos tips que te ayudarán a evitar que las uñas se partan o se debiliten, y, por el contrario puedas lucir unas uñas largas, fuertes y sanas.

  • Usa guantes a la hora de trabajar con productos de limpieza, o si tendrás las manos en el agua por mucho tiempo.
  • Trata de no usarlas como herramientas para despegar etiquetas, destapar frascos o cualquier otro recipiente, ni para rasgar objetos, y puedas tener unas uñas largas y fuertes.
  • Al momento de trabajar en el ordenador, usa las yemas de los dedos en el teclado, pues si usas las uñas contribuirás a que se estropeen con en cada impacto.
  • No las muerdas ni retires las cutículas, pues las estarás debilitando y evitando tener las uñas largas y fuertes.
  • Si sueles pintarlas, trata de darles un descanso entre una semana y otra, para evitar que se opaquen o tomen un tono amarillento, y al retirar el esmalte, usa solventes suaves que no las resequen o debiliten.

Creciditas y fuertes con productos naturales

  • Las uñas largas y fuertes requieren de nuestra atención y cuidado.
  • Un producto que durante años ha sido usado para fortalecer las uñas es el ajo, el cual se agrega triturado o entero al esmalte, se deja macerar y se usa en cada brochazo. Suele introducirse en los brillos que dan el toque final al esmalte.
  • Otra forma de usar el ajo triturado es mezclándolo con zumo de limón y agua; esta sustancia se vierte en un envase de esmalte y se aplica todas las noches.
  • El aceite de almendras es otro ingrediente que ayuda a mantener las uñas hidratadas, lo que las hará más resistentes.

Unas uñas duras no son sinónimo de fuertes, pues tienden a partirse como una galleta, lo mejor es tenerlas flexibles para que no se quiebren con facilidad. 

Mantener una dieta sana y saludable nos ayudará a tener las uñas largas, fuertes y bellas que tanto queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: