¿Cómo hacer un bingo con cartas españolas?

¿Cómo hacer un bingo con cartas españolas?

A la brisca, el cinquillo, el tute, el mus y ahora también al bingo. Las cartas españolas nos han acompañado durante toda nuestra vida. Desde los calurosos veranos en el pueblo jugando en la piscina hasta las interminables tardes de partida junto a los amigos en el parque o en el bar. Y es que claro, ¿quién no tiene una baraja de cartas española en su hogar preparada para jugar?

Esta popular actividad de ocio forma parte de la cultura e incluso de la historia del país. A los típicos juegos que ya conocemos, les ha salido un nuevo competidor: el mismísimo bingo. Si tú también quieres disfrutar de una partida entretenida y divertida con los amigos y la familia, sigue leyendo junto a nosotros que te explicamos cómo hacer un bingo con cartas españolas. ¡Es hora de alzar los naipes! 

Historia de la baraja de cartas españolas

Un viaje al pasado y presente de la baraja de cartas españolas. Los orígenes de estos juegos tienen lugar durante el siglo XV en España. Aunque durante años fueron prohibidas, han sabido mantenerse vivas y evolucionar al son de la población.

Los cambios que se han ido produciendo desde su creación han sido prácticamente mínimos. Nació con cuatros palos como representación de la sociedad feudal de la época: realeza, clero, ejército y pueblo. Algo que como sabrás no ha variado desde su origen.

A modo de curiosidad debes saber que es la única baraja en el mundo que no cuenta con representación femenina. Si te fijas, todas las imágenes de sus naipes hacen referencia a iconos masculinos. Además, para su fabricación se requiere de una autorización por parte de la propia Corona Española. Una forma fácil y sencilla de evitar trampas y engaños. 

Palos y cartas de esta baraja

Para refrescarte la memoria, la baraja española está formada por un total de 48 cartas que se dividen en 4 palos como ya hemos comentado. Oros, copas, espadas y bastos.

Estas cartas se enumeran desde el 1 hasta el 12 ordenadas de manera ascendentes. Del número 10 al 12 están representados por cuerpos enteros, en este caso por la sota, el caballo y el rey.

Algunos modelos de barajas también incluyen dos comodines. Podrás reconocerlos muy fácilmente al no tener numeración. Dependiendo del juego tendrás que utilizarlas o retirarlas durante la partida.

A día de hoy, los juegos de cartas españolas más populares siguen siendo prácticamente los mismos. Desde el mus hasta el chinchón, el tute, la escoba y las siete y media, entre otros. Cada una de ellas cuenta con sus propias reglas y características. La mejor forma de aprenderlas es jugando partida tras partida. 

Bingo con cartas españolas: ¿cómo se juega?

Si eres un apasionado de jugar al bingo, estás de enhorabuena. Ahora puedes jugar desde cualquier lugar con el uso de una simple baraja de cartas españolas. Sí, lo has leído bien. Si tienes a mano una de estas barajas podrás montarte tu propio bingo sin tener que moverte de tu hogar, piscina o donde estés.

Para poder comenzar la partida tendrás que cambiar los típicos cartones con números por cartas. Al igual que las bolitas numeradas. En total tendrás unos 10 cartones con 20 cartas cada uno de ellos.

Estas 20 cartas se organizarán así:

  • Las primeras 4 filas tendrán un palo diferente. 
  • Dentro de cada una de estas filas habrá cartas del mismo palo. 
  • Estas filas se conocen bajo el nombre “Color”. 
  • La última fila de estos cartones improvisados estará formada por todos los palos de la baraja con una misma puntuación. Por ejemplo, cuatro caballos. 
  • A esta fila se le llama “Iguales” y nos sirve para identificar rápidamente cada cartón.

Es necesario utilizar dos barajas de cartas. Una para los cartones y otra que haga las funciones del habitual bombo.

Cada vez que un jugador cante se tendrá que tapar los elementos de las cartas. Te puedes ayudar de trocitos de papel, gomas o algún alimento como macarrones o garbanzos.

Premios de este bingo amateur

Los premios de este Bingo con cartas se reparten en 6 categorías menores y una mayor.

  • Iguales: se corresponde a la última fila del cartón. 
  • Línea: son las 5 cartas que forman parte de las cuatro columnas verticales del cartón. 
  • Escalera: debes tener tapadas un número total de cuatro cartas. En diagonal desde la izquierda hasta la derecha en forma ascendente. 
  • Centro: corresponde a las cuatro cartas que se encuentran ubicadas en la fila del centro. 
  • Color: tendrás que tapar las 4 cartas que corresponden al mismo palo. Se puede cantar “Centro” y “Color” de manera simultánea. 
  • Esquinas: como su propio nombre nos indica, son las cuatro cartas que forman parte de las esquinas del cartón. Solo si has tapado las cuatro podrás hacerte con este premio. 
  • Bingo: estarán todas las cartas del cartón tapadas. 

Normas del bingo con carta

Para poder comenzar a jugar y disfrutar de una tarde divertida nos queda una cosa más: conocer las normas del juego.

Lo primero es establecer el coste del cartón y distribuir cada uno de ellos entre los jugadores.
Los premios menores serán el 10% del total recaudado. Entre partida y partida puedes modificar el precio del cartón y añadir alguna prima especial.

Varias personas tendrán que encargarse de recoger el dinero, hacer de banca, barajar las cartas y, por supuesto, lo más importante: cantar los números.

Cuando ya se hayan repartido todos los premios menores, se dará paso a la última jugada: el gran bingo. Al igual que el tradicional bingo, puede ocurrir que varios jugadores canten a la vez. Eso sí, recuerda siempre comprobar los números antes de dar todos los premios.

Y a ti, ¿te apetece jugar a esta nueva modalidad de bingo casero? Mientras preparas la partida con tus amigos y familiares, accede a Tombola y practica tu destreza con nuestro bingo online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: