Cómo ganar la batalla a la rutina sexual

Cómo ganar la batalla a la rutina sexual

La rutina sexual puede afectar de forma negativa a la relación de pareja. Al principio de las relaciones, durante la etapa de enamoramiento, las parejas suelen tener un deseo sexual exacerbado, pero con el paso del tiempo, el deseo disminuye y fácilmente se puede caer en la rutina, reduciendo la frecuencia del acto sexual e, incluso, llegando a desaparecer por completo. 

Esto es algo que no ocurre con todas las parejas, pero sí con la mayoría. Las responsabilidades, los problemas, la carga laboral y la llegada de los niños, son algunos de los factores que inciden sobre el descenso de la calidad de las relaciones sexuales. La rutina sexual es la responsable de que millones de personas en todo el mundo se encuentren insatisfechas con su vida en pareja.

¿Cómo salir victoriosos de la batalla contra la rutina sexual?

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones que tendrás que probar si has caído en la rutina en tu vida sexual y quieres reanimar tu relación de pareja. Como se suele decir, la esperanza es lo último que se pierde, así que poco te cuesta probar nuestras sugerencias para escapar de la monotonía.

Mejora la comunicación

A pesar de que suene un cliché, la comunicación es el sustento de las relaciones humanas, especialmente las de pareja. Si la pareja no alcanza a comunicarse de forma fluida, será muy difícil que se muestren abiertos a experimentar, innovar o formular propuestas para superar el problema que tienen en la cama. El primer paso a dar es establecer una línea de comunicación abierta.

Juguetes eróticos

La estimulación de las zonas erógenas puede incluir ayudas adicionales. Por ejemplo, las mujeres pueden aprovechar el uso de una crema orgásmica o un estimulador sexual para potenciar el orgasmo y ambos pueden utilizar diferentes juguetes diseñados para conseguir relaciones más placenteras.

Puedes encontrar estos artículos en la Tienda PlátanoMelón, donde puedes realizar compras discretas que recibirás en casa en tiempo record y, además, tienen una gran variedad para todos los gustos.

Recurre a la fantasía

La mente humana se encuentra llena de escenas que estimulan el deseo sexual, aunque hay personas que prefieren reprimir estos pensamientos. En su lugar, conversa con tu pareja y escenifica las fantasías ocultas de cada uno, dejando a un lado el prejuicio y los tabúes que suelen interferir en la calidad de las relaciones.

Cambia de lugar

El sexo no tiene siempre que desarrollarse en la cama, en la misma habitación y de noche. Se puede aprovechar cualquier ocasión disponible para cambiar el escenario, como la cocina, la sala, la bañera o incluso intentarlo en el coche fuera de casa, tal como dos aventureros adolescentes que tienen poco miedo a ser vistos o descubiertos.

Practica diferentes posturas

Hacer siempre el amor en la posición del misionero como norma establecida es la cosa más aburrida que puede hacer una pareja, especialmente cuando existen docenas de posiciones que se pueden practicar. Si no se te ocurre ninguna, una película para adultos o un libro de sexualidad puede ser de gran ayuda para despertar la imaginación y tomar ideas de posturas que puedas reproducir junto a tu pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: