La meditación, la mejor práctica para el autoconocimiento y el bienestar

La meditación, la mejor práctica para el autoconocimiento y el bienestar

Meditar es una actividad que proporciona el equilibrio que necesitan mente, cuerpo y alma. Ya sea que se realice en un retiro espiritual Vipassana o desde el propio hogar, se puede tener por seguro que la práctica permitirá mirar hacia adentro, reflexionar y conocerse mejor a uno mismo.

La rutina, el trabajo y las demás responsabilidades con las que se tienen que lidiar en el día a día, resultan agotadoras para la inmensa mayoría de personas. Estar alejados de nosotros mismos, desconectados de nuestro propio cuerpo y alma y por consiguiente del momento presente, en un mundo en el que cada vez más impera la inmediatez y las prisas, impide ver la realidad con claridad y encontrar el verdadero bienestar.

En tal sentido, muchos de nosotros buscamos un descanso a toda esta vorágine en la que nos vemos a menudo inmersos y arrastrados; un espacio que nos permita volver a respirar y calmar la mente de toda la zozobra mental que el ritmo de vida actual nos causa. La práctica de actividades tales como el yoga o el mindfulness nos permiten reconectar con nuestro cuerpo y con nuestra respiración. Nos ayudan a reconectar con nosotros mismos y a relacionarnos con nosotros, con los demás y con la propia vida de una manera menos exigente, más amable, calmada y creativa.

Una excelente vía para reconectar con nosotros mismos es la meditación. Esta ancestral práctica tiene como principal objetivo ser un camino de autoconocimiento e introspección que nos conduce directamente a la liberación del sufrimiento y al reencuentro con la paz y la felicidad que tanto anhelamos.  

Existen diversos tipos de meditación. Aunque cada uno puede diferir de los otros en su técnica, lo cierto es que todos los caminos meditativos son válidos y no hay uno mejor que otro. Dependiendo del practicante y de sus propias circunstancias, se practicará uno u otro. Posiblemente, una de las meditaciones más potentes que existen y que todos nosotros tenemos a nuestro alcance es la meditación Vipassana, que tiene como objetivo ver la realidad de las cosas tal y como es, mediante la auto observación. Con su práctica no sólo cultivamos la concentración y la atención plena sino que también cultivamos facultades tales como el discernimiento y la claridad mental.

Una buena manera de iniciarse y profundizar en la práctica de la meditación, es participar en un retiro, pues permite desconectar completamente de la rutina diaria. Además, al no tener las distracciones habituales de nuestra cotidianeidad, gozaremos de una mayor concentración y descanso de la mente. 

Asimismo, existen espacios de meditación online para aquellos que prefieren realizar la actividad desde su hogar. Mediante la app de videoconferencias Zoom es posible acceder a meditaciones grupales, donde se aprenden las técnicas de esta práctica, pudiendo realizarlas con meditadores de todos los niveles.

Es una excelente opción que ha permitido a muchas personas conocer y beneficiarse  de los frutos que proporciona la práctica de la meditación, de una manera muy funcional y efectiva, con ahorro de costes, de tiempo y sin complicaciones mayores.

Es una manera de meditar con otras personas sin salir del hogar, de forma que es posible contar con profesores que dirigen toda la actividad, pero siempre tratando de mantener el estado de silencio y quietud que caracteriza a esta práctica. 

La mejor opción para hacer un retiro

La meditación es un arte milenario y tradicional, que a lo largo de la historia ha ayudado a miles de personas a encontrar su camino y a lidiar de una forma más creativa con las situaciones estresantes que la propia vida nos trae. Su práctica brinda diversos beneficios al organismo, tanto físicos como psicológicos.

Para experimentar al máximo los beneficios que ofrece esta actividad, una excelente alternativa es acudir a un retiro espiritual, siendo muy recomendable el Vipassana Sri Lanka. Dirigirse a este país permite aprender esta modalidad de meditación, tal como se enseña en la tradición de Sayagyi U Ba Khin.

Esta clase de retiros se realiza en centros especiales como el Centro Dhamma Sobha, el cual permite sumergirse en un entorno lleno de naturaleza y sin distracciones. 

En el retiro se vivirá una desconexión total, donde no se tendrán teléfonos móviles, ni libros, se llevará una dieta vegetariana; y se limitará al mínimo la interacción con los demás meditadores. Lo que se busca lograr con esto, es el estado de Noble Silencio (silencio de cuerpo, palabra y mente).

Mediante los cursos de 10 días, será posible vivir en el estado de Noble Silencio, para así acceder a las profundidades de nuestra mente y comenzar a purificarla de todas aquellas impurezas que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida. Es una experiencia que está abierta para todas las personas, sin importar creencia ni religión, por lo que vale la pena experimentarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: