Colágeno como tratamiento de belleza

Colágeno como tratamiento de belleza

El colágeno es una proteína que produce el cuerpo humano y animal con el fin de unir los tejidos corporales. Este se encarga de mantener la firmeza propia de los músculos, huesos, piel y muchos otros órganos, trabajando de forma distinta con cada uno de ellos, pero manteniendo su finalidad. El colágeno se complementa perfectamente con las estructuras, garantizándoles protección, un buen mantenimiento y firmeza.

Su principal desventaja, al menos para el ser humano, es que con los años su producción disminuye y con ello, se vienen los padecimientos comunes de la vejez. A partir de los 30 años ya se evidencian cambios en el organismo, los movimientos se hacen más pesados por la pérdida de colágeno que afecta las articulaciones. Asimismo, esto repercute en la belleza, comienzan a notarse más pliegues en la piel y esta tiende a ser cada vez más flácida.

Función del colágeno como tratamiento de belleza

Así como el colágeno se pierde a través del tiempo, con el debido cuidado puede mantenerse por más años en el cuerpo. De la misma forma en que que existen gran cantidad de tratamientos de belleza que emplean esta sustancia, algunos más efectivos que otros ayudando a mejorar la apariencia.

A menudo se acude al colágeno como un aliado en la belleza porque al ser una proteína natural del cuerpo, su efectividad está asegurada. Mediante diversos tratamientos de belleza que incluyan colágeno se pueden disminuir las líneas de expresión y evitar la aparición de arrugas prematuras. Asimismo, tiene un efecto que cuida de los rayos solares, no sólo genera una piel que luce hidratada, sino que estará saludable y protegida.

También tiene impacto en el cabello y las uñas, ambos se verán beneficiados con su uso. El colágeno ayuda a su crecimiento, al igual que los mantiene fortalecidos.

Colágeno como tratamiento de belleza

¿Dónde encontrarlo?

Actualmente el colágeno puede conseguirse en muchas presentaciones, con efectos a corto y largo plazo, para su uso es necesario evaluar la edad y qué tan necesario sería. Por ejemplo, a partir de los 25 cuando ya comienzan a notarse algunas líneas de expresión en el rostro, pueden tratarse perfectamente con cremas. La piel aún se conserva en buen estado y las grandes dosis no son necesarias, pero una crema por las noches ayudará a mantenerla hidratada y firme por más tiempo.

También puede encontrarse en cápsulas, polvo y líquido. Estas opciones son ideales para personas más avanzadas de edad o que ya presenten grandes pérdidas de colágeno, pues su consumo es diario y va directo al organismo. Además, de esta manera tienen un aporte significativo en la salud.

Tratamientos efectivos

Colágeno hidrolizado

Ya sea en cápsulas o en polvo, este se vende como un suplemento alimenticio, que bien puede tomarse luego de una comida y diluirse (polvo) en jugos o té.

La ingesta diaria de 10g de colágeno hidrolizado incentiva la producción del colágeno en el organismo, regenerando los tejidos. Previniendo así, enfermedades que afectan a los mismos y el deterioro de la piel.

Inyecciones  de colágeno

Estas son muy funcionales para atender una zona en particular, como alguna arruga fastidiosa o imperfección que se haya incrementado con los años. El colágeno mediante inyecciones comienza a hacer efecto días después de su aplicación y en cuanto baja la hinchazón. Otra de sus ventajas es su rápida colocación, pues según qué tantas zonas se vayan a tratar, lo máximo que puede demorarse es una hora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: