Conviértete en un experto del transporte de mercancías

Conviértete en un experto del transporte de mercancías

Gracias a la gran variedad de suministros y sistemas de almacenamiento que podemos encontrar en el mercado, una agencia de transportes se puede encontrar con diferentes tipos de mercancía para poder clasificar los productos.

En todo momento, antes de transportar una mercancía o proceder a su almacenamiento se deben conocer todos los aspectos que conciernen o pueden llegar a afectar directamente a esta.

Las mercancías se suelen clasificar según su estado físico, sus propiedades de durabilidad (caducidad), peligrosidad, grado de rotación y la relación que existe entre el peso y el volumen de esta.

Dependiendo del tipo de clasificación por el que se decante una empresa, se podrá segmentar cada producto de una forma o de otra, teniendo también en cuenta la importancia de cada envío o de si es una mercancía para dejar en stock.

Como conocer la mercancía con la que está tratando una empresa

Entre las características de una destacan la fabricación y elaboración como todos los conceptos de materia prima, horas de trabajo invertidas, etc. De esta forma, se puede conseguir el valor total de un producto o de un conjunto de productos para poder realizar toda la administración logística y poder asegurar dicha mercancía y que llegue en las mejores condiciones al consumidor final.

El valor de un conjunto de productos depende de muchos factores que pueden aumentar o disminuir este proporcionalmente. Influyen desde los materiales utilizados hasta el tiempo invertido para poder crear el producto, así como del stock que haya de dicho producto lo cual suele abaratar aumentar los costes de este.

Todos estos factores pueden llegar a afectar los tiempos de entrega y de cálculo del valor de la mercancía, así como su almacenamiento, ya que dependiendo del estado en el que se encuentre se podrá considerar un lead time mayor o menor. No es el mismo caso si hablamos de una mercancía que ya se encuentra en el almacén, que un producto que aún no ha sido producido ni valorado en costes.

Son muchos los factores que afectan a las mercancías y a su cálculo del valor inicial de estas, ya que también están determinadas por el nivel de oferta en el mercado y el tiempo dedicado a su fabricación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: