¿Qué es la basura espacial?

¿Qué es la basura espacial?

La capacidad que tenemos los seres humanos para contaminar es impresionante. Solo por mantener el estilo de vida actual de las naciones más desarrolladas, el consumo de energía y la generación de desperdicios alcanzan cifras difíciles de imaginar. No obstante, esta “capacidad” también se manifiesta como producto de la actividad científica, especialmente en la carrera espacial.

Producto de los constantes lanzamientos de sondas y satélites hacia el espacio el hombre ha generado un tipo de desperdicio denominado basura espacial. Aquellos satélites que se dañan o que se salen de su órbita original pasan a formar parte de estos “escombros espaciales”, representando un gran problema para el desarrollo tecnológico.

En un sentido estricto, todo objeto espacial que pierde su razón de ser y continua orbitando se convierte en “basura espacial”. Además, se trata de un fenómeno recursivo porque a mayor densidad de estos escombros, tanto los satélites actualmente funcionales como aquellos que están por lanzarse pueden colisionar con esta basura y pasar a engrosar sus filas.

Basura recursiva o El síndrome de Kessler

Muchos fenómenos en la vida son recursivos y ese es el caso de la basura espacial. Cuando se dice que algo es recursivo significa que este se reproduce a sí mismo. Por ejemplo, las enfermedades virales son recursivas puesto que una vez que la enfermedad ha afectado a un grupo considerable de personas, la misma seguirá propagándose afectando a más personas.

En cuánto a la basura espacial su recursividad se entiende a la luz del síndrome de Kessler. En 1991 el consultor y miembro de la Nasa, Donald J. Kessler planteo un escenario denominado cascada de ablación. Según dicho escenario, la basura espacial tendería a generar cada vez con mayor fuerza un efecto dominó o bola de nieve según el cual a mayor densidad de escombros espaciales, mayores colisiones y, en consecuencia, mayor cantidad de basura.

Es por esta razón que, la basura espacial,y el posteriomente denominado síndrome Kessler, representan en la actualidad una gran preocupación para los científicos. De no atender cuánto antes esta situación, la capacidad de la humanidad para posicionar y utilizar satélites se vería reducida casi en su totalidad.

¿Qué es la basura espacial?

Misión: Destruir la basura espacial

Desde un punto de vista lógico la solución al problema consiste en eliminar la basura espacial. Se trata de algo obvio pero su realización práctica implica un gran desafío para los ingenieros y físicos del mundo que actualmente se han propuesto cumplir con dicha tarea.

Al momento de detener el avance de una enfermedad las autoridades estatales toman dos medidas fundamentales: medidas preventivas y desarrollo u obtención de vacunas. Lo mismo aplica para la solución del problema de la basura espacial. La misión no solo debe ser reducir los escombros generados mediante mejores cálculos sino que también deben planearse los mecanismos para destruir la basura espacial, del mismo modo que una vacuna “destruye” a los virus.

Siendo las telecomunicaciones de gran importancia para el crecimiento sostenido de las sociedades modernas, este problema ha adquirido una alta prioridad en la gestión gubernamental. Por esa razón, instituciones como la Agencia Espacial Rusa y la Nasa han invertido recursos y esfuerzos significativos en dicho sentido.

Se estima que en los años venideros se evidencien resultados positivos. De lo contrario, será cada vez más difícil para todas las naciones con presencia en el espacio anexar, coordinar y mantener sus satélites en el espacio. Es importante señalar que, no solo las telecomunicaciones pueden verse afectadas por el incremento de la basura espacial.

Algunos satélites, aunque están orientados igualmente a transmitir datos a tierra, tienen aplicaciones concretas para la agricultura, la vigilancia, la geografía, el estudio y proyección de fenómenos atmosféricos que pueden afectar a grandes cantidades de personas. Los satélites han sido integrados a la vida moderna y cumplen funciones indispensables que resulta necesario proteger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: