Hablemos del Neuralink

Hablemos del Neuralink

La tecnología y la salud siempre han estado relacionadas entre sí. La evolución de la tecnología ofrece los avances, los estudios y las posibilidades de mejorar los problemas de salud por medio de la investigación.

Lo que no se había planteado antes, o al menos no en la vida real, es la integración de ambas de manera “simbiótica”; es decir, donde cada una de las partes, tanto orgánica como tecnológica, vayan de la mano y se beneficien la una con la otra.

Esta es la propuesta de Neuralink (el nombre viene de enlace neuronal en inglés): conectar al cerebro humano con un sistema de ordenador para poder combatir enfermedades, para aumentar la capacidad de procesamiento de información del cerebro o para conectar este a Internet, como si se tratase de un cyborg.

Neuralink: Tecnología versus humanos

Neuralink es una compañía de Elon Musk, el fundador de Tesla (la marca de vehículos eléctricos inteligentes y de energía limpia), de SpaceX (una compañía de transporte que planea viajes recreacionales al espacio) y de PayPal (la plataforma para enviar y recibir dinero digital independiente de las entidades bancarias), junto con muchas otras.

Lo que busca Neuralink es unificar el cerebro con un mini ordenador o con la inteligencia artificial para estar a la par de las tecnologías que están por venir.

Suena un poco descabellado y un tanto de ficción, pero lo que Elon Musk plantea es un hecho comprobado: el avance de la inteligencia artificial le da poder a las máquinas. Y con el desarrollo del deep learning, cada día las máquinas van recolectando información de nosotros, los humanos, y van analizando estos datos, lo que les da una ventaja increíble.

Todo esto viene porque la inteligencia artificial procesa la información de manera cada vez más similar a la del cerebro humano, lo que hace pensar que dichas máquinas pueden llegar a tener sus propios pensamientos más allá de responder con sus algoritmos.

Hablemos del Neuralink

¿Cómo funciona Neuralink?

La principal intención de Neuralink es poder aumentar las capacidades del cerebro humano al estar conectado con un dispositivo de alta tecnología. Este dispositivo sería un pequeño chip de mini electrodos.

Este chip o sensor sería instalado en el cerebro de las personas al hacer una pequeña incisión con ayuda de un robot, el cual haría la tarea no solo de una manera más eficaz y precisa, sino también rápida.

Los mini electrodos del chip estarían en la capacidad de crear conexiones con el cerebro inmediatamente después de su instalación, y desde este punto ya podrían explorarse las posibilidades de controlar los aparatos tecnológicos como un teléfono inteligente con solo pensar en ello, gracias a la red de de interfaces neuronales; algo así como si se tratase de un tecnópata.

¿Es Neuralink viable?

Muchas personas han estado en contra de esta propuesta de innovación. Los argumentos utilizados para esto es que el cerebro de las personas pudiese ser controlado por la tecnología que se estaría instalando en ellos. Pero esto no pasaría, ya que el chip de mini electrodos no sería monitoreado por ningún otro dispositivo ajeno al de su portador.

En pocas palabras, se puede ver al Neuralink como una extensión o como una mejora para el cerebro, una actualización, una manera de ampliar el alcance del mismo.

Ya hablando en el ámbito de la salud, el principal objetivo es que con el chip se puedan tratar varias enfermedades neurológicas, como la enfermedad de Parkinson o el Alzheimer, brindando la posibilidad de combatir estas condiciones sin notarlo.

Como pasa con todas las innovaciones tecnológicas, siempre hay un poco de duda y de confusión al momento en que son anunciadas. Con Neuralink esto pasa por dos motivos: el primero es que aún no se prueba en pacientes humanos, por lo que hasta ahora todo es suposición y expectativas, y la segunda es que sería la primera incursión de Elon Musk en el campo médico, lo que crea cuestionamientos importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: