Descubre el Casino de Cartagena

Descubre el Casino de Cartagena

Si visitamos Cartagena, podremos encontrar en un céntrico palacete del siglo XVIII el Casino de Cartagena, recibiéndonos con una fachada increíble. Hoy queremos mostrarte algo más sobre su historia para descubrir este espacio de más de dos mil metros cuadrados.

Aunque todos tenemos en mente que los casinos son lugares de apuestas y juegos de azar, no siempre han cumplido esta función. Antes albergaban obras de teatros, fiestas y convenciones nobles. Además, actualmente estas actividades están migrando a un entorno digital, como puede ser MansionCasino, con los casinos online siendo cada vez más populares.

La historia del Casino de Cartagena

La Casa del Marqués de Casatilly es un palacio del siglo XVIII donde se estableció el Casino de Cartagena en 1861. Primero lo hizo en régimen de alquiler, pero a partir de 1890 fue como propiedad del lugar.

Antes de la compra definitiva, el arquitecto murciano P. A. Berenguer llevó a cabo varias reformas para mejorar las instalaciones del edificio, aproximadamente en 1870. Ya en la década de 1890, los periódicos locales informan de nuevas obras que pondrían a punto el local para el tradicional baile de Carnaval, aunque no existe evidencia de los arquitectos que llevaron el proyecto.

Fue a final del siglo XIX cuando se concretó la reforma más importante hasta la fecha, tomando las riendas Víctor Beltrí y Ramón Amaré. Este último, decorador de profesión, transformó el interior del casino y consiguió que la escalera fuese el principal atractivo. Beltrí, encargado de la fachada, dejó una huella que ha durado hasta nuestros días.

Relevancia en la vida pública

A lo largo de más de 150 años, el Casino de Cartagena ha sido testigo de una enorme variedad de eventos tanto sociales como festivos. Desde estudios literarios a debates políticos, pasando por conciertos y bailes. Uno de los más conocidos se organizó con motivo de la visita de Alfonso XIII a la ciudad de Cartagena. A pesar de todos los preparativos, el rey finalmente no pudo asistir por una lesión en la pierna.

En 1862, recién inaugurado el Casino, fue la reina Isabel II quién visitó la ciudad, y quiso asistir a la Casa del Marqués de Casatilly. Desde aquel momento, el casino se convirtió en lugar de referencia para la alta burguesía, que no dejaba de trabajar en mejoras para el edificio como ya hemos mencionado en párrafos anteriores.

El Casino siempre ha sido el punto de reunión de sus socios, que podían pasar horas poniéndose al día o cerrando tratos y negocios. Muchos formaban parte de la clase alta, por lo que su influencia se extendía por toda la ciudad. De hecho, algunas de las decisiones más importantes puede que se hayan tomado entre estas paredes.

El primer presidente del Casino de Cartagena fue Ricardo Spottorno Bienert, jefe del Partido Liberal. Se trataba de un importante comerciante industrial de toda la región, además de formar parte de la Cofradía California como Hermano Mayor.

A pesar de que, hace unas décadas, los socios del casino superaban el medio millar de inscritos sin dificultad, hoy en día, podemos encontrar alrededor de 200 personas entre sus filas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: