El cultivo de los cogollos CDB, una práctica compleja y delicada

El cultivo de los cogollos CDB, una práctica compleja y delicada

El cultivo de cannabis CBD es un proceso más arduo y complejo de lo que puede parecer a simple vista. Esto se debe a que, para obtener cogollos de gran calidad y con excelentes propiedades aromáticas, debemos armarnos de paciencia y respetar los tiempos establecidos para cada una de las fases que componen el proceso de cultivo y cosecha del cáñamo. A continuación, profundizaremos un poco más en este aspecto y explicaremos en qué consisten las principales tareas relacionadas con el cultivo de cannabis CBD:

Germinación y crecimiento

Para lograr que nuestras semillas germinen, tan solo debemos humedecer papel de uso doméstico y conservarlas en un espacio cerrado y seco. Al cabo de un par de días nuestra semilla habrá germinado y tendremos que trasplantar a una maceta con una capacidad de unos 3 o 4 litros. Durante su fase de crecimiento debemos utilizar fertilizantes orgánicos nitrogenados, así como regarla cuidadosamente a base de pequeñas dosis de agua durante todo un mes. Una vez pasado este periodo de tiempo, volveremos a trasplantar la planta a una maceta más espaciosa y comenzaremos a utilizar fertilizantes especializados que favorezcan su proceso de floración.

Floración y engorde de los cogollos

La fase de floración tiene una duración estimada de unas 7 o 9 semanas y, durante esta etapa, la planta desarrolla sus características flores aromáticas, por lo que empleará toda su energía en generar resinas que le ayudarán a producir flores repletas de propiedades. Para favorecer este proceso, debemos alimentar a nuestra planta con fertilizantes ricos en potasio, que harán que los cogollos engorden y, por lo tanto, nuestra planta lucirá flores grandes y con un aroma intenso.

Cortado y secado

 Una vez finalizado el proceso de floración y tras haber limpiado las raíces, comienza la fase de cortado y secado. Para ello, debemos cortar cuidadosamente los cogollos y colocarlos en unas mallas diseñadas específicamente para su secado. Además, durante esta fase, los cogollos deben mantenerse en un lugar oscuro y seco durante aproximadamente dos semanas. Así evitaremos que se oxiden, por lo que conservarán intactas todas sus propiedades aromáticas.

Fase de curación 

Constituye la última fase del proceso de cultivo de los cogollos de cáñamo y es, quizás, la más interesante. Esto se debe a que, cuando hablamos de curación, nos referimos a dejar que se pudra la clorofila de nuestros cogollos hasta que adquiera ese característico tono entre amarronado y amarillento. Una vez llegados a este punto, nuestros cogollos CBD presentarán una textura un tanto crujiente y un aroma bastante intenso. Para su correcta conservación, se recomienda guardarlos en un lugar fresco y seco.

Gran variedad de Cogollos CBD para escoger

 Por supuesto, no todo el mundo tiene el tiempo, espacio, herramientas o ahorros para costearse su propio mini cultivo en casa, por lo que en nuestra tienda online, Telecogollo.shop, encontrarás una amplia gama de cogollos de diferentes variedades que presentan multitud de propiedades aromáticas. Esto se debe a que nuestro equipo se encarga de todo el proceso de cultivo, consiguiendo así cogollos con un porcentaje inferior a 0,2% de THC pero de excelente calidad.

Asimismo, en Telecogollo.shop contamos con diferentes tipos de flores CBD que desprenden olores dulces y exóticos tales como mango, fresa, melón, chocolate, etc., los cuales son ideales para sesiones de aromaterapia, ayudándote a aliviar dolores musculares de distinta índole.

 Si quieres comprar cogollos CBD online de manera completamente legal, te animamos a que le eches un vistazo al catálogo y te hagas con nuestras flores CBD de excelentes características aromáticas al mejor precio del mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: