El cuidado de personas mayores siempre debe dejarse en manos de personas expertas

El cuidado de personas mayores siempre debe dejarse en manos de personas expertas

Cuidar a las personas mayores no es un trabajo fácil, por el contrario, es muy complicado, requiere muchos conocimientos, profesionalismo y dedicación, por lo que lo más recomendable es dejar dichas labores en personas con experiencia que sepan lo que hacen. Afortunadamente, siempre hay opciones, buenas agencias que tienen personal preparado para asistir a los ancianos y darles las buenas atenciones que merecen.

El cuidado de personas mayores es un asunto bastante delicado que preferiblemente se  debe dejar en manos de profesionales expertos, por cuanto solo ellos saben cómo darle las atenciones que necesitan, y saben cómo responder de manera eficiente y oportuna ante cualquier problema o emergencia que se presente.

Cuando se necesita ayuda a domicilio Fene, lo más recomendable es contratar los servicios de cuidadores especializados que sepan cómo atender a los mayores, que resuelvan las situaciones cotidianas por las que tienen que pasar y que lleven a cabo los cuidados del día a día que deben recibir.

Las empresas de ayuda a domicilio en Fene y en otros lugares, cuentan con personal adiestrado y altamente cualificado para ofrecer una atención de alta calidad a los mayores, no solo en el aspecto técnico y funcional que necesitan, sino también desde el punto de vista emocional, con apoyo, comprensión y mucho cariño.

Funciones que cumplen los cuidadores

Los cuidadores de personas mayores cumplen funciones muy importantes que involucran acciones básicas, como alimentación e higiene, hasta algunas más sofisticadas que pueden llegar a salvarles la vida en momentos delicados.

Entre las labores más comunes relacionadas con el cuidado de mayores, se pueden mencionar las siguientes:

  • Control de la medicación: es importante que los medicamentos se suministren en los horarios indicados por los médicos, por cuanto un fallo en la hora podría ocasionar algunas descompensaciones que podrían afectar en la salud de la persona cuidada. Eso lo saben los cuidadores, por lo cual siempre están atentos para que se cumpla con la medicación correctamente.
  • Preparación de comidas siguiendo dietas establecidas: habitualmente las personas mayores deben llevar una dieta estricta que les aporte los nutrientes y complementos que necesitan, para que se mantengan sanos y en buenas condiciones físicas, y esa es una de las principales funciones que un cuidador debe tener.
  • Realización de tareas ligeras: una persona mayor no puede estar inactiva y solamente acostada, debe realizar algunas actividades menores que le permitan ejercitarse un poco. En el cuidado de ancianos dicha área de atención es importante y el asistente dará todo el apoyo necesario.
  • Incentivar actividad permanente: esto va relacionado con lo anterior, no solo se trata de organizar actividades para el anciano, hay que incentivar al mismo para que las realice, las practique y él mismo las proponga.
  • Aseo: el cuidado de ancianos también incluye el mantenimiento de su higiene y aseo personal, toda vez que en muchas ocasiones están incapacitados para hacerlo por sí mismos. Los cuidadores están preparados para atender a los mismos integralmente, y mantenerlos siempre aseados y en óptimas condiciones higiénicas, eso es fundamental.
  • Compañía y constante supervisión: cuidar a un anciano no es solo darle las atenciones básicas, también hay que brindarle compañía de calidad, conversar con ellos, escucharlos, compartir sus emociones y apoyarlos en todo, ya que necesitan afecto y cariño para poder sentirse bien. Además hay que supervisarlos constantemente, incluso cuando duermen, para constatar que siempre estén bien.
  • Primeros auxilios: los cuidadores de ancianos deben estar preparados para atender cualquier emergencia médica que se presente, con la aplicación de primeros auxilios y atenciones especiales que les ayuden a mantenerse estables mientras son trasladados a un centro de salud o mientras llegan los médicos para asistir. Una atención oportuna y efectiva puede salvarles la vida.

Consejos para cuidar a un adulto mayor

Para atender correctamente a una persona mayor se deben seguir algunos consejos básicos, que a continuación se mencionan, y que las empresas de ayuda a domicilio en Fene realizan de manera efectiva:

  • La piel de los ancianos es delicada, por lo que es recomendable hacerles algunos cuidados especiales como la aplicación de cremas hidratantes.
  • Es importante que durante el cuidado de ancianos se procure mantenerlos en movimiento, porque al estar inactivos y colocados en un solo lugar, puede haber partes de la piel que generen escaras que pueden infectarse.
  • Una alimentación equilibrada es fundamental, y si se siguen las especificaciones de una dieta establecida por un nutricionista o médico, especialmente diseñada para la persona, mucho mejor.
  • Evitar las caídas, lo cual es muy común en los ancianos, debido a que pueden perder el equilibrio y desestabilizarse. Éstas pueden ser muy peligrosas, considerando que el sistema óseo de los mayores es muy frágil y los huesos se pueden fracturar muy fácilmente.
  • Cuidar que tengan un plácido sueño, para lo cual se debe evitar que vean programas o películas antes de dormir, o tener conversaciones emotivas que puedan afectar al sueño. También es recomendable hacer un horario para dormir que sea respetado y cumplido.
  •  Establecer medidas de seguridad en toda la casa, como la colocación de barras para poder agarrarse en el baño, evitar objetos que puedan impedir el paso cómodo de los ancianos, o instalar muebles adecuados para que puedan ser utilizados fácilmente por ellos.
  • Llevar un registro claro y ordenado de los medicamentos que ha consumido y que diariamente se le administran. Esto puede ser de gran ayuda cuando se presente alguna urgencia médica y se necesite saber qué tratamientos lleva la persona mayor.
  • Mantener al adulto mayor socialmente conectado, para que pueda desarrollar sus habilidades cognitivas de forma sana, y se sienta acompañado y feliz, es muy importante. La vejez es el momento de la vida en el que se necesita más apoyo de la familia y es justo cuando se le debe dar toda la ayuda, principalmente con compañía y atención.
  • Involucrarlos en paseos familiares a espacios abiertos donde la naturaleza reine. Estos paseos deben hacerse con cierta frecuencia, para que la persona mayor se sienta bien y pueda compartir momentos especiales en familia.

En conclusión, el cuidado de mayores no es fácil, pero es una bonita experiencia que se debe desarrollar con amor y entrega para esas personas especiales que ahora se merecen lo mejor. Y para darles la mejor asistencia posible, lo más recomendable es hacerlo con el apoyo de personal profesional preparado que sepa llevar a cabo las labores necesarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: